Sunday, July 16, 2006

ITALIA CAMPEÓN DEL MUNDO



31ª jornada: Italia, campeón del mundo por cuarta vez9 de julio de 2006por el CO Copa Mundial de la FIFA 2006


La XVIII Copa Mundial de la FIFA concluyó este domingo en el Olympiastadion de Berlín con el triunfo del equipo italiano. Aquí repasamos las 31 jornadas del certamen.
Viernes 9 de junio: La fase final arranca en Múnich con una ceremonia inaugural llena de colorido e ilusión. En el partido de apertura, la selección anfitriona vence a Costa Rica por 4-2 con golazos de Philipp Lahm y Torsten Frings. En toda Alemania comienza una colosal fiesta con la que pocos contaban.
Sábado 10 de junio: Argentina presenta su candidatura al título con una victoria de 2-1 sobre la prometedora Costa de Marfil. El choque pasará a la historia como uno de los mejores de esta edición.
Domingo 11 de junio: Un típico día de Copa Mundial: tiempo fantástico, estadios repletos, Millas del Aficionado abarrotadas y un ambiente extraordinario.
Lunes 12 de junio: La República Checa derrota a Estados Unidos por un contundente 3-0, pero pierde por lesión a Jan Koller, una de sus piezas clave. Italia se impone a Ghana por 2-0.
Martes 13 de junio: Brasil, la gran favorita, decepciona en su estreno con una apretada victoria por 1-0 sobre Croacia. El astro Ronaldo se convierte en blanco de debates.
Miércoles 14 junio: El combinado alemán se impone a Polonia con un gol de Oliver Neuville en el último minuto y alcanza su primer objetivo: los octavos de final.
Jueves 15 de junio: Inglaterra debe esmerarse para derrotar por 2-0 a Trinidad y Tobago.
Viernes 16 de junio: Argentina se convierte en la gran favorita tras su contundente victoria por 6-0 contra Serbia y Montenegro. Las cosas no marchan para los equipos africanos: Costa de Marfil, que había suscitado grandes expectativas, pierde contra Holanda (2-1).
Sábado 17 de junio: Irán cae por 2-0 frente a Portugal y queda apeada de la competición.
Domingo 18 de junio: Francia ve peligrar el pase a octavos tras ceder un empate ante República de Corea (1-1). Brasil derrota a Australia (2-0).

Lunes 19 de junio: El himno de la Copa Mundial de la FIFA, Zeit, dass sich was dreht ( ‘¡Que empiece a rodar!’), de Herbert Grönemeyer, se encarama al primer puesto de las listas de éxitos alemanas.
Martes 20 de junio: La selección alemana, con un excelente Miroslav Klose, logra otra convincente victoria sobre Ecuador en Berlín (3-0) y culmina la primera fase en el primer puesto de su grupo. El entusiasmo se dispara en el país anfitrión.
Miércoles 21 de junio: El clásico Argentina - Holanda se salda con un empate a 0-0. El Ministro del Interior alemán, Wolfgang Schäuble, se muestra exultante: “Nuestros huéspedes extranjeros están encantados con este país”.
Jueves 22 de junio: Ronaldo despierta nuevas esperanzas con dos goles en la victoria por 4-1 que Brasil consigue contra Japón. El juego de la campeona del mundo convence.
Viernes 23 de junio: Francia vence por 2-0 a Togo y logra su primera victoria en la Copa Mundial de la FIFA desde que conquistara el título ocho años atrás en París.
Sábado 24 de junio: El combinado anfitrión bate a Suecia en octavos de final con dos madrugadores goles de Lukas Podolski (2-0). El optimismo crece y Alemania empieza a creer que también puede derrotar a la gran selección Argentina.
Domingo 25 de junio: La victoria por 1-0 que Portugal logra ante Holanda se salda con cuatro expulsiones y 16 tarjetas amarillas.
Lunes 26 de junio: A la sorprendente selección australiana poco le falta para dar la campanada ante Italia. Los Azzurri logran el pase a cuartos de final gracias a un penal en el tiempo añadido.
Martes 27 de junio: La selección española, que había comenzado con mucha fuerza el certamen, dice adiós tras caer por 3-1 ante Francia.
Viernes 30 de junio: La seguridad desde los once metros y el acierto de Jens Lehmann llevan a Alemania a semifinales en detrimento de Argentina. La emoción es casi insuperable.
Sábado 1 de julio: Se hace el silencio en todo Brasil: el francés Thierry Henry apea del certamen al equipo de Ronaldinho.
Martes 4 de julio: El sueño de Alemania se hace añicos por culpa de dos astutos goles de Italia en los últimos minutos de la prórroga. El seleccionador Jürgen Klinsmann consuela a los abatidos jugadores locales. No obstante, la fantástica actuación del combinado anfitrión ha dejado contentos a todos.
Miércoles 5 de julio: Francia vence por 1-0 a Portugal con un renacido Zinedine Zidane. Las dos zagas más sólidas del certamen se verán las caras en la gran final.
Sábado 8 de julio: Alemania logra la tercera plaza en Berlín tras vencer a Portugal por 3-1.
Domingo 9 de julio: El Olympiastadion de Berlín coronó al nuevo campeón del mundo: Italia. El elenco itálico superón en la tanda de penales a Francia por 5 a 3, luego de que el tiempo reglamentario y la prórroga concluyeran 1 a 1. Zinedine Zidane vio la tarjeta roja en el minuto 110. A eso del mediodía, la selección de Alemania fue homenajeada por una multitudinaria afición en la Milla del Aficionado ubicada frente a la Puerta de Brandeburgo.

Friday, July 07, 2006

ITALIA FINALISTA DEL MUNDIAL



Italia festeja la consagración de su seleccionado que arribó este martes a la final del Mundial 2006.Los azurros derrotaron al anfitrión, Alemania, por 2 a 0, con goles convertidos en el segundo tiempo del alargue por Grosso y Del Piero.El festejo fue en Alemania, con los hinchas que llegaron hasta el país organizador del evento; en Italia; y en Argentina, debido a que muchos festejaron la eliminación de Alemania, porque derrotó al seleccionado celeste y blanco.Particularmente en nuestra ciudad, al término del partido se pudieron escuchar algunos festejos aislados por las calles que fueron acompañados por el estallido de algunas bombas de estruendo (quizá de algunos que las tenían preparadas desde la derrota con Alemania).Italia invicto ante AlemaniaItalia, que derrotó 2-0 a Alemania en alargue y consiguió el boleto a la final del Mundial-2006 de fútbol, mantuvo este martes en Dortmund su invicto en Copas del Mundo ante los germanos, a los que vencieron por tercera vez en cinco enfrentamientos.La última vez que los italianos ganaron fue en la final de España-1982, en el estadio Santiago Bernabéu, con un Paolo Rossi genial que quedó como máximo artillero del torneo con el tanto que marcó en la victoria 3-1.En Argentina-1978 habían igualado 0-0, y ocho años antes, en México-1970, la squadra azzurra ganó un partido apasionante por 4-3, también en la prolongación, tras igualar 1-1 en los 90 minutos.La primera vez que se habían enfrentado fue en Chile-1962 y se marcharon con el marcador en blanco.En el historia general entre ambos, Italia ahora suma 14 victorias, 8 empates y 7 derrotas, y un total de 44 goles a favor y 33 en contra.El dominio italiano ante Alemania es tan marcado, que incluso este martes logró romper el maleficio de la fortaleza de Dortmund, donde la Mannschaft jamás había perdido en 14 partidos internacionales desde 1935 (ganó 13).Al mismo tiempo, Italia se sacó una espina grande contra los equipos anfitriones, que la habían eliminado en sus últimas dos participaciones mundialistas. Primero fue Francia en 1998 y después Corea del Sur en 2002.SíntesisLa siguiente es la síntesis de la victoria 2-0 del seleccionado de Italia ante Alemania, en Dortmund, por una de las semifinales de la Copa del Mundo. Alemania: Jens Lehmann; Arne Friedrich, Per Mertesacker, Christoph Metzelder, Phillip Lahm; Bernd Schneider, Sebastian Kehl, Michael Ballack, Tim Borowski; Lukas Podolski y Miroslav Klose.Director técnico: Juergen Klinsmann.Italia: Gianluigi Buffon; Gianluca Zambrotta, Marco Materazzi, Fabio Cannavaro, Fabio Grosso; Mauro Camoranesi, Gennaro Gattuso, Andrea Pirlo, Simone Perrotta; Francesco Totti y Luca Toni. Director técnico: Marcelo Lippi.Goles en el segundo tiempo suplementario: a los 13, Grosso (I); y a los 15, Del Piero (I).Cambios en el segundo tiempo: a los 26, Bastian Schweinsteiger (A) por Borowski; a los 28, Alberto Gilardino (I) por Toni; y a los 37, David Odonkor (A) por Schneider.Cambios en el primer tiempo suplementario: en la reanudación del juego, Vincenzo Iaquinta (I) por Camoranesi; y a los 13, Alessandro Del Piero (I) por Perrotta.Cambio en el segundo tiempo suplementario: a los 20, Oliver Neuville (A) por Klose.Arbitro: Benito Archundia (México).Sede: Dortmund.El rival de ItaliaPor otra parte, este miércoles se conocerá quien será el rival de Italia en la final a disputarse este domingo en Berlín desde las 15.Portugal y Francia buscarán el pasaje a la consagración desde las 16. Y el perdedor de este encuentro enfrentará a Alemania por el tercer puesto el próximo sábado desde las 16.

NOTICIAS DEL MUNDIAL



Lehmann detiene a Argentina

Pese al empaque del cartel, Berlín presenció ayer poco fútbol. El Argentina - Alemania (1-1) fue un partido pobre, con la tensión propia de unos cuartos de final, pero sin la calidad que se supone a dos de las ocho mejores selecciones del mundo. Se decidió en una tanda de penaltis. Antes, apenas se vieron dos cabezazos; o mejor dicho, tres. El primero lo firmó Ayala tras un salto extraordinario con maniobra aérea incluida. Los otros dos, media hora más tarde, llegaron tras un centro de Ballack. Borowski peinó y Klose, como suele pasar en estos casos, acertó con la portería. Muy alemán todo.
Nuestros lectores argentinos andan muy dolidos con el árbitro eslovaco Lubos Michel. No señaló una mano que parecía clara en el área alemana (digo parecía porque la realización anfitriona no tuvo a bien repetir la jugada una sola vez) ni tampoco cobró una patada de Klose que obligó a Abbondanzieri a dejar su puesto a Leo Franco. Dicho esto, y sin olvidar que también se fue al limbo un agarrón de Ayala a Ballack dentro del área, tal vez sería mejor que Argentina, a la hora de buscar explicaciones, que no excusas ni culpables, mirara a su banquillo.

Porque Pekerman, al verse con ventaja en el minuto cinco de la segunda parte, decidió administrar el partido. Eso que dicen que debió hacer España ante Francia en lugar de seguir tal cual. Argentina tenía el partido bajo control antes y después de su gol. Pero su seleccionador decidió la vía administrativa. Replegó a sus hombres y envió un mensaje rotundo al sustituir a Riquelme por Cambiasso. Cuando Román acierta, alabamos su sangre fría. Cuando no, lamentamos su melancolía crónica. Ayer fue una tarde para lo segundo. Riquelme dejó el partido (y luego supimos que también el Mundial) sin apenas dejar huella. Sus críticos, los que dicen que no es capaz de liderar a un equipo grande, se cargarán ahora de razones.
Los de Klinsmann consiguieron el empate con su mítica determinación. Viendo a algunos de sus jugadores, eso ya es bastante. Antes de los penaltis, Oliver Kahn, mejor jugador del Mundial 2002 según la FIFA y actual suplente de Jens Lehmann, se acercó a éste con una sonrisa para darle ánimo y desearle suerte. Y Alemania, que no presenciaba un gesto de concordia semejante desde la caída del muro y la posterior reunificación, se acabó imponiendo en los penaltis. Ayala, que había completado un gran partido, la pegó como la pegaría un niño. Y, puesto que cada alemán cumplió en su lanzamiento, Cambiasso acudió al suyo con plomo en las botas. Lehmann hizo el resto y puso a hervir el estadio olímpico. Los alemanes están a dos partidos de ganar su Mundial. El martes, a las 21h, les espera Italia.